SIC

Sistema de Información Cultural

 

Nombre
Ex Convento de Santo Domingo
Información de contacto
11 Calle, Ciudad de Guatemala, Guatemala 01001
Descripción

El Convento de Santo Domingo, es un edificio de una planta, de estilo Neoclásico, propio de la arquitectura conventual de la nueva Guatemala de la Asunción.

El área que ocupa fue entregada por el gobierno de Martín de Mayorga a la orden dominica en 1776, originalmente, tenía una dimensión de 300 varas de norte a sur por 400 varas de oriente a poniente, incluyendo el área que ocupa el Templo y de acuerdo a algunos autores “el claustro principal hasta 1870, contaba con una fuente central y los arcos laterales del claustro estaban cerrados por rejas de madera. Se pasaba por un medio cañón al departamento de celdas, dotadas de un patio pequeño, además de biblioteca y archivo. En el interior había una capilla, un refectorio salas de reposo, de lectura y estudio”.

Arquitectónicamente, la fachada de la misma está conformada por 14 pilastras con capitel dórico, 10 ventanas rectangulares con repisas maduradas y herrería, una puerta de ingreso secundario y una de ingreso principal con dos columnas de capitel dórico y sección cuadrada y dos pilastras de fuste con sisas que simulan un almohadillado, ambas puertas son de madera de dos hojas, la cornisa es moldurada y el pretil presenta remates semicirculares equidistantes; la cubierta de esta parte del inmueble es con artesonado y lámina metálica, tiene una planta arquitectónica en forma de “E”, los muros son de menor grosor que los del convento, en el primer patio tiene columnas de madera de sección octogonal con bases de piedra, y una pila de dos lavaderos edificada en ladrillo con recubrimiento de cemento, el corredor del segundo patio tiene columnas de sección cuadrangular con bases de piedra.

Reseña histórica

Su edificación se inició en 1775 y se concluyó en 1803, por el Arquitecto Pedro García Aguirre y los planos originales de Francisco Carbonel.

El edificio ha contado a través de su historia con varios usos: inicialmente al entrar en rigor la ley de Livingston en 1836, promulgada por el Dr. Mariano Gálvez, el convento fue utilizado como cárcel; posteriormente, los gobiernos liberales lo destinaron para el Conservatorio Nacional de Música, y después de 1917, para establecer la Licorera y la Dirección de Rentas Internas de Guatemala. De acuerdo a los planos originales de la ciudad, el área destinada a los dominicos correspondía a toda la manzana, la cual se fue fraccionando a raíz de su expropiación.

A raíz de los terremotos acaecidos en la ciudad de Guatemala, tanto en 1917-18 como el de 1976, la estructura del edificio se vio seriamente dañada, siendo necesaria su restauración en ambas oportunidades, encontrándose vestigios arqueológicos de la época hispánica. Casi la totalidad del edificio existente fue adscrito al Instituto de Antropología e Historia por el acuerdo Gubernativo No. 99 del 22 de septiembre de 1975, lo cual incluye el área conventual y la casa anexa, a fin de que se instalara en el lugar las dependencias de dicha institución.

Dicha casa, fue, utilizada según referencias, por la Guardia de Hacienda y la licorera. A diferencia de la fachada del convento, la cual presenta una cornisa moldurada y un pretil de mampostería, gruesos muros con 6 ventanas abocinadas que dan al salón del claustro y un verja de hierro forjado en un vano en arco de medio punto que sirve de acceso al inmueble, la cual combina con la gran sobriedad del edificio, la casa anexa presenta características exteriores de la arquitectura neoclásica residencial de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, sin tenerse conocimiento de cuál era la función original de ésta área dentro del conjunto, aparentemente era destinada a huertos y jardines.

Se encontraba el espacio interno, muy alterado con modificaciones, y fue restaurado en los años 80´s durante la administración de Doña Edna Núñez de Rodas.

0.000

Agenda Cultural

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter