Nombre
Instituto Nacional Central para Varones
Información de contacto
9a Avenida, Ciudad de Guatemala, Guatemala 01001
Descripción

Originalmente era un edificio de características tradicionales de dos niveles, con series de ventanas rectangulares con marcos de madera, protegidas por herrería con remates en punta de lanza y tímpanos semicirculares con cartelas a la altura del dintel. El ingreso principal tiene una puerta en arco rebajado de hierro forjado con dos escudos nacionales elaborados en bronce, con un acodo moldurado alrededor del vano y columnas pareadas de capitel dórico con fuste acanalado y base ortogonal de mampostería de ladrillo ubicadas a cada lado de la puerta. Sobre el ingreso principal se encuentra la torre divididia en dos cuerpos, el primer cuerpo de mayor tamaño, tiene dos puertas, una alpirente yotra al poniente, con un balcón abalaustrado, y 16 pilastras de fuste estriado, con capitel jónico, distribuidas de dos en dos en las aristas o esquinas, el remate del primer cuerpo es una baranda balaustrada.

El segundo cuerpo de la torre, es de menor dimensión, tiene un antiguo reloj con una carátula en cada una de sus caras, y remata con una cornisa modulrada y un pretil de mampostería con tableros rectangulares, se encuentra techado por una cúpula semiesférica de concreto en cuya cúspide hay una veleta metálica; al extremo sur de la fachada principal se encuentra la puerta metálica de ingreso al salón de actos. La fachada lateral está conformada por ventanas con las mismas características que las anteriormente descritas. Los vanos de las fachadas están separados entre sí por pilastras de capitel corintio, el zócalo sobresale de la superficie de las fachadas y la cornisa es moldurada en cuatro bocel y remata con pretil de mampostería con tableros rectangulares equidistantes. Interiormente, el patrón espacial es tradicional con un amplio patio central alrededor del cual se distribuyen los salones de clase con puertas de madera y gruesos de calicanto que dan al corredor el cual tiene columnas con bases ortogonales de mampostería. En la segunda crujía hacia el oriente hay un pequeño patio con una adición de block y cubierta de lámina, en la cual hay aulas, sector al que denominan “el gallinero”, y hacia la décima avenida el área de laboratorios. Del lado sur se encuentra una adición contemporánea en la que se ubicaron laboratorios y el claustro docente.

Debido a sus antecedentes históricos que se remontan a la época colonial, a sus características arquitectónicas y a su importancia como centro de formación edicativa en Guatemala, el cual ha albergado en sus aulas a diferentes personalidades de la historia del país, el edificio que ocupa el Instituto Nacional Central para Varones , fue delclarado Monumento Histórico de la época Hispanica en el artículo 2º del Acuerdo Ministerial 1210 del Ministerio de Educación y Monumento de la cultura Nacional en el Decreto 26-74. Así también fue declarado Patrimonio Cultural de Guatemala en el artículo 4º del Acuerdo Ministerial 328-98 de Declaratoria del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala, emitido por el Ministerio de Cultura y Deportes, en el que se le clasifica dentro de la categoría patrimonial “A” del Centro Histórico de la ciudad de Guatemala.

Reseña histórica

Dentro de la distribución de solares planificada en la Nueva Guatemala de la Asunción, como se especifica en el Plano de la ciudad de Marcos Ibáñez, el solar que actualmente ocupa el Instituto Nacional para Varones, fue destinado para el Colegio Seminario Tridentino, a cargo de los P.P. de san Vicente de Paúl. El edificio fue edificado a finales del siglo XVIII, a fin de albergar el mencionado Seminario. Durante el gobierno Liberal del General Justo Rufino Barrios, los bienes eclesiásticos fueron expropiados y asignados para uso institucional. Por medio del artículo 4º del Decreto Presidencial No. 116 del 25 de febrero de 1874, fue fundado el Instituto Nacional Central para Varones en el antiguo edificio del Colegio Tridentino. Por medio del Decreto No 135 del 28 de enero de 1875, “Ley Orgánica de Segunda Enseñanza”, se estableció su funcioanmiento, nombrando para el efecto al Humanista Don Hildebrando Martí, como primer director. Posteriormente asumió el cargo el Dr. Santos Toruño, del año 1876 a 1884.

1.001
Fotos

Agenda Cultural

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter